Los cuidados a domicilio para personas mayores pueden ayudar a solucionar algunos de los desafíos asociados con el envejecimiento de la población. Y les aportan una mejor calidad de vida. Es evidente que la población envejece progresivamente y la atención a los mayores requiere de nuevas fórmulas para hacer frente a sus necesidades en la sociedad actual.

Beneficios del cuidado a domicilio

  • Permite el envejecimiento en el hogar y en su entorno: los cuidados a domicilio permiten que las personas mayores envejezcan en la comodidad de sus propios hogares, lo que a menudo es preferible tanto para su bienestar emocional como para su autonomía. Esto puede reducir la necesidad de trasladarse a instalaciones de cuidados a largo plazo. Mantener el entorno de una persona es el acceso a las personas y los lugares que conoce, facilitando que mantenga sus relaciones personales de siempre.
  • Promueve la independencia: Los cuidados a domicilio pueden estar diseñados para ayudar a las personas mayores a mantener su independencia al proporcionar asistencia en tareas cotidianas, como la preparación de alimentos, la movilidad y la gestión de medicamentos. Un factor que también contribuye al mantenimiento del entorno afectivo de la persona.
  • Apoyo a las familias: Las familias que cuidan de sus seres queridos mayores a menudo enfrentan desafíos significativos. Los servicios de cuidados a domicilio pueden aliviar la carga de cuidado de los familiares al proporcionar ayuda profesional y apoyo. Además, en la mayoría de los casos garantiza la cercanía de los seres queridos porque evita el traslado.
  • Reducción de costos en atención médica: Los cuidados a domicilio pueden ser más económicos que la atención hospitalaria o en hogares de cuidado a largo plazo, lo que puede ayudar a controlar los costos en el sistema de atención médica.

Enfoque integral

En cualquier caso, es importante destacar que los cuidados a domicilio no son una solución única para hacer frente a todos los desafíos del envejecimiento de la población. Hay otgros muchos aspectos relevantes que tienen que ver con la atención médica, vivienda, seguridad económica y participación social. Es crucial contar con un enfoque integral para abordar estos desafíos y esto incluye:

1.         Programas de prevención de la soledad y el aislamiento social.

2.         Políticas de vivienda adecuada y accesible para personas mayores.

3.         Acceso a servicios de atención médica y servicios de salud mental.

4.         Apoyo a cuidadores familiares.

5.         Programas de formación y reinserción laboral para personas mayores que desean seguir trabajando.

6.         Reformas en el sistema de pensiones y seguridad social para garantizar la sostenibilidad a largo plazo.

Los cuidados a domicilio pueden ser una parte importante de la solución para abordar los retos del envejecimiento de la población. La sociedad debe aportar respuestas que aborden las necesidades físicas, emocionales, sociales y económicas de las personas mayores.

Armando Rotea

Director general de GEVO

Call Now Button